Centro Quiropráctico

La Quiropráctica

La Quiropráctica

La Quiropráctica es una profesión reconocida por la OMS (Organización Mundial de la Salud) que se enfoca en el diagnóstico, tratamiento y prevención de trastornos mecánicos de la columna vertebral y del sistema neuro-músculo-esquelético en general.

Los quiroprácticos son especialistas en detectar y corregir subluxaciones vertebrales, que pueden afectar el funcionamiento adecuado del sistema nervioso y del cuerpo.

En lugar de tratar enfermedades o patologías específicas, la quiropráctica se centra en corregir las interferencias en el sistema nervioso causadas por disfunciones articulares en la columna vertebral.

La Quiropráctica es una profesión reconocida por la OMS (Organización Mundial de la Salud) que se enfoca en el diagnóstico, tratamiento y prevención de trastornos mecánicos de la columna vertebral y del sistema neuro-músculo-esquelético en general.

Los quiroprácticos son especialistas en detectar y corregir subluxaciones vertebrales, que pueden afectar el funcionamiento adecuado del sistema nervioso y del cuerpo.

En lugar de tratar enfermedades o patologías específicas, la quiropráctica se centra en corregir las interferencias en el sistema nervioso causadas por disfunciones articulares en la columna vertebral.

La filosofía quiropráctica

La quiropráctica se basa en la premisa de la capacidad inherente de curación del cuerpo. El ser humano tiene una inteligencia innata que permite al cuerpo mantenerse vivo. Esta misma fuerza vital es la que nos otorga la capacidad de sanar por nosotros mismos.
Para que nuestro cuerpo funcione correctamente necesita que nuestro sistema nervioso esté libre de interferencias. Pues el sistema nervioso es el responsable de conectar el cerebro con el resto del cuerpo.

Beneficios de la quiropráctica

Beneficios de la quiropráctica

La formación quiropráctica

Un quiropráctico es un profesional sanitario especializado en el cuidado del sistema nervioso humano. La quiropráctica es una profesión sanitaria reconocida en más de 70 países. Siendo la tercera especialidad médica más solicitada en EEUU. Incluso la OMS la recomienda, llegando a publicar sus propias directrices en cuanto a criterios de formación para la regulación de los servicios de quiropráctica en los sistemas sanitarios nacionales.
En España, la quiropráctica todavía se encuentra en pleno proceso de crecimiento, lo que la convierte en una terapia aún desconocida para gran parte de la población. La Asociación Española de Quiropráctica agrupa a todos los profesionales de esta especialidad a fin de garantizar que cumplen con los requisitos impuestos por la OMS.
Los doctores en quiropráctica reciben una formación universitaria superior de una duración de más de 6 años. Su objetivo es detectar interferencias y alteraciones en el sistema nervioso que corrigen mediante precisos e indoloros ajustes manuales sobre las articulaciones desalineadas a fin de restablecer una correcta conexión entre el cerebro y el cuerpo.

La formación quiropráctica

Un quiropráctico es un profesional sanitario especializado en el cuidado del sistema nervioso humano. La quiropráctica es una profesión sanitaria reconocida en más de 70 países. Siendo la tercera especialidad médica más solicitada en EEUU. Incluso la OMS la recomienda, llegando a publicar sus propias directrices en cuanto a criterios de formación para la regulación de los servicios de quiropráctica en los sistemas sanitarios nacionales.
En España, la quiropráctica todavía se encuentra en pleno proceso de crecimiento, lo que la convierte en una terapia aún desconocida para gran parte de la población. La Asociación Española de Quiropráctica agrupa a todos los profesionales de esta especialidad a fin de garantizar que cumplen con los requisitos impuestos por la OMS.
Los doctores en quiropráctica reciben una formación universitaria superior de una duración de más de 6 años. Su objetivo es detectar interferencias y alteraciones en el sistema nervioso que corrigen mediante precisos e indoloros ajustes manuales sobre las articulaciones desalineadas a fin de restablecer una correcta conexión entre el cerebro y el cuerpo.

Formación de un quiropráctico vs. un médico*

Responsive Table
Estudio Horas Formación Quiropráctica Horas Formación Medicina
Anatomía 450 390
Embriología, Histología, Citología 195 120
Bioquímica 180 240
Microbiología 135 80
Fisiología, Patología, Neurología, Diagnóstico 1380 80
Radiología 225 120
Genética 15 80
Pediatría, Geriatría 90 220
Psiquiatría 90 160
Dermatología 45 70
Toxicología 45 40
Investigación 45 140
Total horas 2970 3100
Total asignaturas específicas 2530 2300
Total acumulativo 5500 5400

*FUENTE
Facultad de Medicina, Madrid y Organización docente del curso académico Cleveland Chiropractic Catalog, 1997.

En España, la formación quiropráctica se imparte en el Barcelona College of Chiropractic y en el Real Centro Universitario Escorial María Cristina.

Nuestros doctores quiroprácticos se formaron en la Universidad del Instituto Franco Europeo de Quiropráctica-IFEC de París, en Francia.

Recibiendo el título de Doctor en Quiropráctica, todos pertenecen a la Asociación Española de Quiropráctica (AEQ).

Y como cualquier otro médico, continuar la formación es necesario para estar a la vanguardia del cuidado quiropráctico. Esto viene garantizado por la asistencia obligatoria a seminarios anuales, congresos y formaciones complementarias, requisito imprescindible para conservar la licencia y seguir ejerciendo como Quiropráctico.

Formación de un quiropráctico vs. un médico*

Responsive Table
Estudio Horas Formación Quiropráctica Horas Formación Medicina
Anatomía 450 390
Embriología, Histología, Citología 195 120
Bioquímica 180 240
Microbiología 135 80
Fisiología, Patología, Neurología, Diagnóstico 1380 80
Radiología 225 120
Genética 15 80
Pediatría, Geriatría 90 220
Psiquiatría 90 160
Dermatología 45 70
Toxicología 45 40
Investigación 45 140
Total horas 2970 3100
Total asignaturas específicas 2530 2300
Total acumulativo 5500 5400

*FUENTE
Facultad de Medicina, Madrid y Organización docente del curso académico Cleveland Chiropractic Catalog, 1997.

En España, la formación quiropráctica se imparte en el Barcelona College of Chiropractic y en el Real Centro Universitario Escorial María Cristina.

Nuestros doctores quiroprácticos se formaron en la Universidad del Instituto Franco Europeo de Quiropráctica-IFEC de París, en Francia.

Recibiendo el título de Doctor en Quiropráctica, todos pertenecen a la Asociación Española de Quiropráctica (AEQ).

Y como cualquier otro médico, continuar la formación es necesario para estar a la vanguardia del cuidado quiropráctico. Esto viene garantizado por la asistencia obligatoria a seminarios anuales, congresos y formaciones complementarias, requisito imprescindible para conservar la licencia y seguir ejerciendo como Quiropráctico.

Las subluxaciones vertebrales

Una subluxación vertebral ocurre cuando una vértebra se desplaza y comprime los nervios, lo que puede desencadenar diversos trastornos físicos y neurológicos. Esto puede causar la pérdida de movilidad en la vértebra y afectar la transmisión adecuada de los mensajes del sistema nervioso. Esta irritación en el sistema nervioso debilita el sistema inmunológico y perturba la capacidad del cuerpo para sanarse a sí mismo, lo que comúnmente se conoce como "pinzamientos". Sorprendentemente, aproximadamente el 90% de las subluxaciones no causan dolor, ya que solo el 10% de los nervios están asociados con fibras de dolor. Esto significa que podemos tener subluxaciones durante largos períodos de tiempo sin experimentar molestias evidentes, pero que aún afectan el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Causas de las subluxaciones

Las subluxaciones se producen por múltiples factores, que pueden ser de origen químico, traumático o emocional. Estos factores suelen ser consecuencia de experiencias en nuestra vida que nuestro organismo no es capaz de asimilar, provocando una interferencia en el sistema nervioso que afecta al correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

Factores químicos

Sucede cuando son sustancias que afectan a nuestro cuerpo, como contaminantes ambientales, pesticidas, alimentación poco saludable, deshidratación, tabaco, alcohol, drogas y medicamentos.

Factores traumáticos

Incluyen experiencias que afectan a nuestro desarrollo, como el proceso del parto, ejercicio y deporte, caídas, golpes, mochilas pesadas, malas posturas, accidentes, levantar peso de forma inadecuada y sedentarismo.

Factores emocionales

Nuestros pensamientos, especialmente los negativos, pueden afectar a nuestro organismo generando sustancias químicas tóxicas que irritan el sistema nervioso y pueden causar subluxaciones en la columna vertebral. Estas emociones negativas incluyen enfado, frustración, ira, miedo, culpabilidad, estrés y ansiedad.

La columna vertebral
y el sistema nervioso

Los doctores en quiropráctica están especializados en corregir las interferencias nerviosas producidas por desajustes en la columna vertebral. Una columna vertebral sana y alineada es fundamental para mantener un nivel de salud óptimo, para que el organismo funcione con todo su potencial.

Los ajustes quiroprácticos

El doctor en quiropráctica corrige las subluxaciones vertebrales, es decir, corrige la posición de aquellas articulaciones que han perdido su movilidad natural, están bloqueadas o no se encuentran correctamente alineadas mediante la aplicación de un movimiento suave, preciso, seguro e indoloro. Los ajustes vertebrales son diferentes para cada persona que los recibe. Las técnicas se adaptan dependiendo de la edad, condición y estado de salud del paciente, por lo que no recibirá el mismo cuidado quiropráctico un bebé, que una embarazada, deportista o anciano.

La quiropráctica es para todos

Cada año, más de 25 millones de personas eligen el cuidado quiropráctico, convirtiéndolo en una de las especialidades sanitarias más populares a nivel mundial. Aunque la quiropráctica aún es poco conocida en España, cada vez más personas disfrutan de una mejor calidad de vida gracias a sus numerosos beneficios.
Muchos aún creen que la quiropráctica solo trata dolores de espalda, cuello, hernias discales, etc. Sin embargo, la realidad es muy diferente, ya que todos podemos beneficiarnos de las ventajas de la quiropráctica. Desde los más pequeños hasta los adolescentes, adultos con estrés constante o personas mayores que buscan una mejor calidad de vida en su envejecimiento, todos pueden y deben tener acceso a una vida de bienestar. La quiropráctica te ayuda a lograrlo.

Un parto más llevadero para las embarazadas

El cuidado quiropráctico es esencial durante el embarazo para lograr una columna vertebral más flexible y mejorar el bienestar antes, durante y después del parto. Se reducen las molestias lumbares, pélvicas, ciáticas y otras molestias relacionadas con el embarazo.

Un seguro de vida para los niños

La revisión periódica de la columna vertebral con un quiropráctico es tan importante como las visitas al odontólogo u oftalmólogo. Desde el momento del parto, la columna de un niño puede sufrir, y durante el crecimiento, experimenta estrés diario. Las visitas periódicas al quiropráctico garantizan un desarrollo saludable y previenen problemas de espalda en la edad adulta.

Deportistas explotando todo su potencial

La quiropráctica es clave para los deportistas, ya que el esfuerzo físico somete a la columna vertebral a grandes demandas. Las revisiones quiroprácticas regulares ayudan a corregir malas posturas y contracturas, optimizando el rendimiento y evitando complicaciones futuras.

Dando más vida a los años de las personas mayores

El cuidado quiropráctico regular permite un envejecimiento más saludable y una mayor calidad de vida en la tercera edad. Los ajustes quiroprácticos mejoran la agilidad, vitalidad, flexibilidad articular y fortaleza del organismo en las personas mayores.

Mayor bienestar para los adultos en activo

El ritmo frenético, el estrés y las malas posturas afectan a las personas que trabajan. La quiropráctica equilibra el cuerpo física y mentalmente, proporcionando un mayor bienestar en el día a día.

¿Tienes una duda?

Contáctanos